Caso 2. Tengo una idea de negocio

Este es uno de los casos más comunes entre los nuevos emprendedores y emprendedoras. Si tienes una idea original, o detectas una oportunidad de negocio, o quieres darle un giro a una idea que ya existe esta lección es especialmente útil para ti.

Te recomendamos que además de este curso no te pierdas “Cómo generar ideas de negocio” y “10 cosas que debes saber sobre el Emprendimiento”. Ahora vamos a conocer las ventajas y desventajas de montar un negocio que está basado en una idea original.

El paso más importe cuando emprendes porque tienes una idea de negocio es determinar si esa idea parte de una fuente fiable, a la que debemos escuchar, o de una fuente ilusoria, de la que debes huir. Vamos a conocer estas fuentes con algunos ejemplos.

Es posible que algunas de las empresas de las que hablamos aquí no existan cuando estés haciendo este curso, es algo típico en el emprendimiento. Este tipo de negocios son volátiles, tanto para crecer y asentarse como para desaparecer.


Vamos a ver como reconocer una buena idea de negocio, y ¿Cómo lo sabremos? Analizando de donde parte esta idea. Puede ser que tu idea de negocio esté en el camino de lo correcto si cumples con una de estas características.

  • Se basa en la Experiencia personal

A menudo las ideas de de negocio parten de una experiencia personal, una experiencia que te lleva a detectar una necesidad que nadie cubre. Por ejemplo, si has tenido que cuidar a personas mayores, tienes mascota en una ciudad, tienes problemas de movilidad… De ahí puede partir un buena idea de negocio.

Un caso de éxito que se basa en la experiencia personal es www.telelavo.com. Estos empresarios detectaron una necesidad en la ciudad. Por una parte se dieron cuenta de que muchos trabajadores no tenían tiempo para lavar, planchar y cuidar su ropa con esmero y se dieron cuenta de que las antiguas tintorerías y lavanderías llevaban años generando solo malas experiencias. Estos empresarios unieron esos dos conceptos y crearon Telelavo.

Claro, que este no es un servicio tradicional de lavandería, si no que está adaptado al nuevo mercado, es emprendimiento 100% porque:

  • Tiene modelo de suscripción
  • Entrega y recogida a domicilio
  • Una visión de los tradicional y lo sostenible, ya que muchos procesos son a mano y sin químicos.

    Esta empresa es un ejemplo que parte de la experiencia personal, eso sí ha requerido de un nivel de inversión inicial y es un negocio diseñado para ser franquiciado, con toda la preparación que eso implica. Aunque esté basado en la experiencia personal no es un negocio fácil de ejecutar, pero sí una idea viable que nos sirve para este ejemplo.

Para que una experiencia personal sea una fuente fiable para emprender es importante que hayas estado inmerso/a en esa situación durante un periodo de tiempo largo, para poder conocerla con detalle. Si es tu primer emprendimiento asegúrate de conocer el problema o el reto en profundidad.

A tener en cuenta: Atención a los padres primerizos que detectan necesidades y oportunidades cada día, el mercado infantil además de estar muy regulado es muy competido.

  • Vamos a la siguiente fuente fiables de ideas para emprender: La Experiencia profesional

A lo largo de tus años de trabajo seguro que has conocido a clientes y proveedores insatisfechos. Habrás usado herramientas de trabajo que eran difíciles o inútiles y habrás detectado errores típicos de tu profesión….todos estos hallazgos pueden ser la fuente que te permita montar un negocio.

Vamos con un ejemplo: El caso de los “Asistentes virtuales”. Alguien se preguntó ¿Por qué contratar personal para que me ayude con el trabajo de oficina y las llamadas cuando puedan pagar a alguien de fuera para que me lo lleve?
Los asistentes virtuales llevan llamadas, citas, hacen balances, memorandos…el mismo desempeño que muchos asistentes y administradores, con la diferencia de que su trabajo es a distancia y que el contrato que tienes con este asistente o asistenta es de colaboración y no forman parte de tu plantilla, con todas las obligaciones que eso conlleva.

Esta nueva profesión, que cada vez se demanda más, parte de empresarios y emprendedores/as que están saturados de trabajo y no pueden o quieren contratar a personal extra de forma permanente. Esta idea detectó un problema sin resolver en el mundo laboral y lo solucionó.

  • Aficiones

El emprendimiento está lleno de empresas que surgen de las aficiones o los hobbies . Reparación, alquiler o personalización de bicicletas, la traducción vía móvil si lo tuyo son los idiomas, la creación de campamentos familiares, las famosas “Escape Room”, tiendas de segunda mano de material deportivo para triatlón, son negocios que parten de usuarios y clientes apasionados que conocen muy bien el mercado al que se lanzan y que son apasionados.

Hay tantos ejemplos que nos ha costado elegir solo uno y nos hemos decidido por este porque es muy sencillo. Se trata de www. luluferris.com, una academia de costura online. Laura Ferris, la emprendedora detrás de este negocio, empezó a a coser y a crear prendas propias cuando estaba embarazada de su primer hijo. A raíz de esto descubre su pasión por la costura y además, se le daba bien y a la gente le gustaba. Su siguiente paso fue montar una tienda física, pero después de tener dos hijos más decidió emprender online y ahora es una academia de costura online que funciona.

Para que tu afición se convierta en tu negocio lo más recomendable es empezar poco a poco, como hizo esta emprendedora, y comprobar si existe un mercado que comparte tu pasión por ese tema.

La mayoría de las personas que emprenden a partir de un hobby no necesitan conocimientos a nivel experto, esto es una ventaja y una desventaja para ti. Es una ventaja porque te permite emprender con facilidad y sin exigencias y es una desventaja porque no hay barreras para que cualquiera emprenda.

Lo más importante es empezar poco a poco, y con una inversión que puedas asumir, así sabrás si la idea que tienes se puede desarrollar y ser viable.

  • Importar ideas

Copiar, copiar y copiar. Esta es una de las reglas del emprendimiento.

Si emprendes por primera vez puede ser una buena idea poner en marcha un negocio que ya esté funcionando en otros países. ¿Por qué? Porque tiene más posibilidades de funcionar que una idea de negocio completamente nueva que nunca ha sido testada.

Importar una idea de negocio de otro país no significa que tengas el éxito asegurado, las diferencias culturales harán que algunos negocios foráneos no tengan nunca éxito en tu país. Sin embargo, la mayoría están destinados a funcionar. Es el caso de las tiendas de tallas grandes que comenzaron en Estados Unidos  o empresas como, www.eelway.com/es, inspirada también en un negocio estadounidense que se dedica a transportar equipaje. O el caso de los restaurantes de cereales que han proliferado en todos los países. Éxitos, también del mismo estilo, Glovo y Q12Trivia, que son negocios copiados de otros países. No han inventado nada nuevo y funcionan.

Cada vez que viajes a otro país mantén los ojos bien abiertos, inspírate, prueba el servicio o el producto que  acabas e descubrir y estudia la posibilidad de llevarlo, en pequeño, al lugar donde trabajas o vives. Si no puedes viajar aprovecha lo que internet te ofrece.

Ahora vamos a adentrarnos en las fuentes ilusorias. Es importante que aprendamos a detectarlas. Vamos a ello:

  • La Experiencia personal:

Sí, la experiencia personal puede ser una fuente fiable o ilusoria. Si la experiencia que te lleva a emprender ha sido ocasional, como un retraso en un aeropuerto, una mala atención telefónica puntual o un servicio de paquetería que se retrasó en exceso y decides emprender, te enfrentas a un gran problema.

Este detectar oportunidades geniales en momentos de crisis pertenece a los grandes y experimentados emprendedores que tienen dinero y pueden proponer nuevos procesos, además de saber hacerlo. Tú cuentas con tus conocimientos y una inversión relativa, necesitas tener información en profundidad del área para equivocarte lo mínimo, ya que todos los procesos, desde la creación a la venta los harás tú.

Por ejemplo, la leyenda cuenta que la aerolínea Virgin de Richard Branson, surgió cuando este millonario y emprendedor se quedó varado en el aeropuerto de Puerto Rico. En lugar de quejarse alquiló un avión privado y dividió el costo entre los pasajeros que como él se habían quedado en tierra. Esto es un emprendedor que detectó una necesidad y que a partir de una experiencia personal creó una aerolínea. Pero, esto solo lo pueden hacer millonarios emprendedores con mucha experiencia en la creación de negocios.

Un caso más cercano, también basado en la experiencia personal es el de Smileat . Esta empresa se dedica a la alimentación del sector infantil desde potitos a gusanitos, todo con certificación ecológica. Esta empresa surge cuando unos emprendedores descubren, a través de sus sobrinos, el tipo de comida que ofrece el mercado a los bebés y deciden que hay que revolucionar este sector. ¿Es una buena idea de negocio? Sí, lo es, pero es una buena idea solo para emprendedores/as muy expertos. ¿Por qué?

Porque esta idea necesitó más de 200 mil € de financiamiento para ponerse en marcha. Además es una idea inspirada en otros países. Y, atención, porque sólo el 8% es de venta online, el resto son redes de distribución directa y tradicional. Lo que hay detrás de esta “necesidad” son profesionales.

Por eso, cuando tienes una idea y esta basada en tu experiencia personal analiza primero si puedes ejecutarla y segundo si puedes enfrentarte a esa inversión sin poner en peligro tus finanzas.

  • Vamos con la segunda fuente ilusoria: la Tendencia del mercado

Si los muffins están de moda, si los FoodTrack van a cambiar el mundo del ocio, si los entrenadores personales se enriquecen a la velocidad de la luz, o todo el mundo quiere lo ecológico. Llegas tarde al pastel.

Una cosa es seguir una tendencia incipiente, como la de crear productos y servicios útiles y otra cosa es ponerte a vender bolsos, porque todo el mundo compra. Ambas son tendencias, pero una de ellas no es tendencia de negocio (por si acaso, es la de los bolsos).

Si no eres un profesional o no estás inmerso en el mundo emprendedor es muy probable que cuando llegue a tus oídos una tendencia ya está en su máximo pico de desarrollo. Una herramienta básica para explorar si tu idea de negocio es tendencia es Google Trends.  Introduce palabras relacionadas con tu idea y analiza los resultados. Por ejemplo, si estás pensando en montar un negocio de camas de lujo para perros entra en el autocompletador de Google y comprueba el interés sobre el tema.

Es una muy mala idea montar un negocio porque está de moda o porque los expertos aseguren que es un mercado en alza. Para montar tu propio negocio necesitas conocimientos, herramientas y cierta identificación con lo que vendes.

Además la palabra tendencia significa pasajero, ¿recuerdas los bares de cereales o las Smart Room? Son negocios basados en una tendencia y han tenido una vida muy corta.

Ahora que hemos aprendido un poco más a identificar las buenas ideas de negocio ¿Ya sabes si tu idea parte de una fuente fiable?

Si no es una fuente fiable, es recomendable que vuelvas a empezar tu búsqueda. Eres capaz de llevar muchas ideas a cabo y transformarlas en negocios. Tienes lo más importante, tus habilidades.

La opción más sencilla es buscar la idea de negocio que te permita aprovechar y desarrollar tus mejores habilidades.

Ahora vamos al segundo punto de esta lección. Vamos a imaginar que ya tienes una idea de negocio original y que además es fiables. Vamos a ver los pros y contras, ventajas y desventajas de esta opción para emprender.

Lección Content
0% Completado 0/1 Steps